Lidera como el Padrino

El padrino, Don Corleone tiene un balance entre lo que realmente piensa y lo que comunica, transmitiendo un mensaje firme, sincero y genuino, sin expresar sus prejuicios diciendo que “me es indiferente lo que el hombre haga para vivir” y explicando las razones de por qué rechaza la “solicitud”. Y lo más importante, explicando de forma fría, razonable y sin sesgos, sin dañar la imagen o el estatus del interlocutor. Aunque el lenguaje corporal expresa dominación del Don Corleone, creo que es inaceptable en las relaciones con tu propio equipo y creo que esto fue un error y una fuente del futuro conflicto. Verbalmente, Don Corleone es muy político, diplomático y cortés, la conversación que sostuvo tenía por objetivo obtener máxima información y dar una respuesta clara sin insultar o humillar al interlocutor (sin embargo esto contradice a su lenguaje corporal). 

Una gran lección de la escena es controlar sus emociones (Don Corleone para a su hijo quien pierde el control interrumpiendo a su interlocutor), resolver los asuntos de forma pragmática, sin involucrar lo personal, y una habilidad la cual no se aprende – resolver tensiones causadas por tus subordinados de forma elegante y liviana –  “tengo ciertas debilidades por mis hijos…hablan cuando deben escuchar” … – una característica que se llama “carisma” la cual no se hace… se nace –  cuando todo lo que hace la persona es literalmente una obra de arte. 

No podemos requerir que los líderes tengan carisma, , pero podemos aprender muchas lecciones de Don Corleone (proteger a su equipo, a veces tomar la responsabilidad por errores que cometen ellos, poder hablar o negociar sobre lo que sea con respeto y criterio manteniendo buenas relaciones a pesar de un posible conflicto, dominar cuando es necesario para mantener el respeto de sus subordinados, criticar a los miembros de su equipo en las conversaciones directas y sin testigos. 

Y una lección menos evidente en esta escena es bien literal: “Escuchar en vez de hablar”, escuchar lo que se dice….y lo que no se dice. 

Uno de los bestsellers que refleja los valores de un equipo de alto desempeño…aunque se dedicaba a las actividades poco legales, es “Aprende de la Mafia” de Louis Ferrante, miembro del Gambino Family. Sin embargo, el lector debe entender que una de las bases principales del éxito de la mafia es que los miembros se eligen en base de su visión y disposición para dedicar su vida entera a la visión, misión y criterios de la mafia, lo que asegura la lealtad de los miembros que están listos a sacrificar su vida para el objetivo común o porque los valores de la mafia lo establecen. Una “ventaja” que los “colaboradores” o empleados no están dispuestos a sacrificar por la visión de su empresa. Por lo tanto, hay lecciones que el mundo de negocios podría adoptar, pero no siempre posee los mismos recursos descritos en los libros diseñados a vender los “secretos de éxito” 

https://en.wikipedia.org/wiki/Louis_Ferrante


Solicita información de nuestros programas de coaching ejecutivo y planes de mejora de clima laboral y en equipos:

¡ME ENCANTARÁ SABER DE TI!